“La Transferencia de Tecnología no es un sueño. Es posible”

  • Vie, 07/11/2014 - 20:49

 

Madrid, 7 de noviembre. La sede del CDTI ha acogido este viernes la presentación del estudio “Recomendaciones para mejorar el modelo de transferencia de tecnología en las universidades españolas” editado por la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS) y la Red de Fundaciones Universidad Empresa (REDFUE). Analiza la situación actual, repasa modelos internacionales de éxito y recoge una serie de recomendaciones que pueden contribuir a la mejora del modelo de transferencia de tecnología y conocimiento que se ha venido desarrollando en nuestro país. En su elaboración han participado de manera activa 37 centros de educación superior y 80 expertos del ámbito académico y empresarial. El acto ha estado presidido por Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación y Montserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades.

Entre las principales conclusiones destacan que las universidades españolas deben trabajar para que la transferencia de tecnología sea una fuente de ingresos más relevante: tienen que conocer sus capacidades tecnológicas y definir una estrategia basada en metas a medio y largo plazo. Para ello cuentan con una sólida generación de conocimiento y liderazgo en determinados campos de investigación.

Montserrat Gomendio ha resaltado que “muchas veces nos centramos demasiado en pedir más recursos y no tanto en el necesario cambio de las reglas del juego.” Y ha remarcado la importancia de fomentar desde etapas tempranas del ámbito educativo el espíritu emprendedor y de “diversificar las fuentes de financiación de la universidad”.

Carmen Vela, por su parte, ha destacado la sensibilidad de los Consejos Sociales al detectar que tenemos un problema en este campo, y ha asegurado que comparte muchas de las recomendaciones contempladas en el estudio. También ha incidido en la importancia de que la comunicación entre la empresa y la universidad “no sea unidireccional”.

El presidente de la CCS, Joaquín Moya-Angeler, ha afirmado que  la transferencia “es posible” y que el modelo “funciona cuando hay voluntad” y ha puesto  el ejemplo de la Corporación Tecnológica de Andalucía y las universidades de esta comunidad. Por su parte, el presidente de la Red de Fundaciones Universidad Empresa (REDFUE), Eduardo Manrique de Lara, ha destacado, entre otros aspectos, la necesidad de que los investigadores “se conecten mejor con el entorno” y que eso “requiere mucha práctica”.

Según datos de la OCDE, los ingresos por licencia de las universidades españolas en 2011 fueron de 2,5 millones de euros, con lo que el ingreso medio por centro fue de 38.462 euros. Ese mismo ejercicio las universidades europeas obtuvieron 201 M€ y las de Estados Unidos 1.900 M€, por lo que los ingresos medios por centro superaron los 2 M€ y los 10 M€ respectivamente.

El vicepresidente de la CCS y presidente de su Comisión de Transferencia, Ricardo Martí Fluxá, quien ha introducido a la autora del estudio, Tona Rubio, ha incidido en la necesidad de “involucrar a las empresas como cómplices y compañeras” en el proceso de investigación universitaria, en el que existen, ha afirmado, “muchas posibilidades”.

La transferencia es el proceso de convertir los resultados científicos de la investigación en productos útiles para el mercado. El estudio reta a las universidades a tratarla como una fuente de ingresos relevante, a compartir riesgos con las empresas en relación a los proyectos de investigación y  a intentar que las unidades de transferencia de tecnología no dependan de subvenciones y lleguen a ser autosuficientes. Algunos de sus beneficios son la generación de riqueza y empleo, la promoción de la cultura del emprendimiento y la innovación e incremento de las oportunidades de obtener fondos.

Para fomentar la trasferencia de conocimiento en España el informe recomienda:

  • Dotar a las unidades de transferencia de tecnología con agentes comerciales con experiencia en la industria.
  • Crear una cartera de tecnología.
  • Fomentar la participación del investigador en el proceso de transferencia ya que es clave y quien tiene un mayor conocimiento sobre su trabajo y su potencialidad.
  • Internacionalizar la oferta tecnológica de las universidades y aprovechar las oportunidades que ofrecen otros mercados.
  • Sensibilizar a las Administraciones Públicas para que establezcan mecanismos que favorezcan, incentiven e introduzcan modificaciones legales que favorezcan la transferencia.

Apple, Google, Microsoft, Amazon o Facebook son ejemplos exitosos de transferencia desde la universidad. Entre los países donde mejor se ha desarrollado este campo destaca Israel. Allí el 40% de los resultados económicos de la investigación (royalties, venta de patentes, etc.) van al investigador. Desde sus orígenes, YISSUM (Universidad Hebrea de Jerusalén) ha registrado más de 8.300 patentes y licenciado más de 700 tecnologías y productos que generan unas ventas anuales superiores a los 2.000 millones de dólares. 

Los resultados conseguidos con esta primera experiencia cooperativa entre la Conferencia de Consejos Sociales y REDFUE permiten pensar, sin duda, en la realización de futuros trabajos conjuntos.

El estudio completo se puede descargar en el siguiente enlace:

https://ccsu.es/content/recomendaciones-para-mejorar-el-modelo-de-transf...

El video proyectado puede visualizarse en el siguiente enlace:

http://ccsu.es/archivos/transferencia_1.mp4