Hoja de ruta para mejorar la cooperación entre universidades, investigación y empresa en España

  • Lun, 07/09/2020 - 18:53

La OCDE, en colaboración con la Comisión Europea y los Ministerios de Ciencia e Innovación y Universidades, ha iniciado los trabajos previos para la elaboración de la “Hoja de ruta para mejorar la cooperación entre universidades, investigación y empresa en España”.

El proyecto, financiado por la Unión Europea a través de su Programa de Apoyo a las Reformas Estructurales, tiene por objetivo desarrollar reformas que contribuyan a mejorar el funcionamiento del sistema español de ciencia e innovación a través de uno de sus pilares clave: la transmisión del conocimiento generado en las universidades y organismos públicos de investigación y promover su interacción con las empresas y la sociedad en general.

La primera reunión virtual congregó a medio centenar de agentes clave de universidades, organismos públicos de investigación y empresas en España, que se distribuirán en grupos de trabajo a lo largo de los próximos meses con el objetivo de terminar el documento en noviembre de 2021. Entre ellos se encuentra Antonio Abril Abadín, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas, del Consello Social de la Universidade da Coruña y de la Comisión Universidad-Empresa de la Cámara de Comercio de España. En su intervención aludió, además, a su pertenencia a los patronatos de las fundaciones Conocimiento y Desarrollo (CyD) y Gadea por la Ciencia, resaltando que tienen, en su razón de ser y existir, el fomento de la transferencia de los resultados de la investigación del sector público a la empresa. Recordó que “los países más ricos lo son precisamente porque son los que más han invertido en Ciencia e Investigación, mientras que en España existe un déficit histórico de gasto en educación y universidades”. “La ciencia es muy rentable y necesitamos, hoy más que nunca, que sea verdadero motor de la economía”, añadió. Pidió que la metodología del proyecto analice los casos de éxito de gestión competitiva y meritocrática de la Ciencia en España, citando la Alianza SOMMA de Centros de excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu, ICREA e IKERBASQUE así como casos de mejores prácticas de relación universidad-empresa, entre los que citó el programa InTalent Inditex-UDC. Concluyó que la mejora de la I+D+i en España pasa por mejorar el compromiso de la sociedad con su universidad pública mediante la reforma de su gobernanza y el incremento de su financiación.

Antonio Abril formará parte del equipo de trabajo que contará con la participación activa de representantes de diferentes ministerios y organismos gubernamentales, comunidades autónomas, universidades, organismos públicos de investigación, asociaciones empresariales, sindicatos y organizaciones profesionales.

La reunión fue inaugurada por Teresa Riesgo Alcaide, secretaria general de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación, que destacó la importancia de que España participe en un proyecto de este tipo. Por su parte, Patricia Pérez-Gómez, responsable del Área de Educación y coordinadora para España de la Dirección General de Apoyo a las Reformas Estructurales de la Comisión Europea, valoró muy positivamente “los esfuerzos y las reformas legislativas realizadas por España, pero todavía falta concretar medidas y generar cambios perceptibles y por eso este programa es prioritario para la Comisión”. Igualmente, destacó el gran compromiso tanto de los ministerios implicados como del equipo de trabajo en ir más allá de lo hecho hasta ahora.

Por su parte, Fernando Galindo-Rueda, economista principal de la OCDE y responsable del proyecto presentó al equipo técnico que lo va a desarrollar y agradeció las contribuciones de los participantes, animándolos a “tener la confianza necesaria para compartir sus experiencias y los problemas que encuentren, y así generar una discusión que nos lleve a conclusiones que merezcan la pena”.

La hoja de ruta resultante de los trabajos, que se desarrollará en los próximos meses, contendrá medidas concretas y aplicables para mejorar la colaboración entre la investigación pública y el sector empresarial en España, así como una serie de indicadores para supervisar y evaluar su implementación. Se propondrá su aplicación en el marco del plan de acción de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-27.

Más información