La Conferencia urge el diálogo para una nueva ley de universidades con consenso

  • Vie, 29/11/2019 - 10:26
La Asamblea General de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS) ha aprobado, en vísperas de la constitución, la próxima semana, de las Cortes Generales, un comunicado en el que apela a los representantes públicos “para que antepongan el interés general a toda confrontación partidaria, pongan a la universidad en el primer plano de las prioridades políticas e impulsen de una vez por todas ese gran pacto de Estado por la educación superior que tanto necesita España para afrontar con ciertas garantías de éxito su inmediato futuro”. 
 
La Conferencia -que aglutina a los Consejos Sociales de las universidades públicas y a los consejos y patronatos de universidades privadas-  constata “el escaso interés que se le viene prestando en nuestro país a los problemas estructurales que sufre nuestro sistema universitario” e incide en que “la próxima legislatura debe dar respuesta a la petición presentada en el Congreso de los Diputados el 26 de septiembre de 2018 por CRUE, Conferencia de Consejos Sociales, Cámara de Comercio, organizaciones empresariales y sindicales y representantes de estudiantes en el sentido de abrir un proceso conducente a la elaboración y aprobación de una nueva ley de universidades que cuente con amplio consenso parlamentario y participación activa de todos los agentes implicados”.  
 
La Asamblea General de la Conferencia se ha celebrado en el marco de las Jornadas Anuales de la CCS, en las que representantes de la OCDE y de la Asociación Europea de Universidades han analizado la situación de la universidad española en el contexto europeo y han descrito los avances puestos en marcha por otros sistemas universitarios europeos en materia de gobernanza y financiación. 
 
Los trabajos se han centrado en cinco ámbitos de mejora necesaria:  
-La adaptación de la oferta de enseñanzas universitarias a las demandas reales de la sociedad para garantizar la empleabilidad de nuestros titulados. 
-La mejora de los procesos de selección y promoción del personal docente e investigador para potenciar la meritocracia y garantizar la estabilidad profesional, evitando situaciones de precariedad. 
-La desburocratización de los procesos de toma de decisiones internas y de los sistemas de evaluación de la calidad para que nuestras universidades puedan responder con rapidez a los cambiantes requerimientos sociales. 
-El fortalecimiento de la colaboración universidad-empresa y de la cooperación con instituciones públicas y entidades sociales para incrementar la capacidad de transferir conocimientos y tecnologías al tejido productivo y social.  
-El impulso de los procesos de internacionalización en formación, investigación, transferencia y gestión para que nuestras universidades puedan ser más competitivas a nivel internacional.    
 
El comunicado reitera, como ya manifestó la CCS el pasado mes de noviembre en el Manifiesto de Maspalomas, que “la necesidad de modificar la obsoleta legislación de universidades actual ya se ha convertido en una auténtica urgencia nacional, pues la continuación de su reiterado aplazamiento en el tiempo nos irá alejando cada vez más de los estándares internacionales y, consiguientemente, lastrará a medio y largo plazo la formación de nuestro capital humano, científico y tecnológico, que es nuestra mejor baza para seguir avanzando en crecimiento económico y bienestar social en el mundo digital de nuestro tiempo”.