Un estudio revela que las Normas de Progreso y Permanencia han tenido efectos positivos en el rendimiento académico de la ULPGC

  • Lun, 18/07/2016 - 08:49
 
Las Palmas de Gran Canaria, a 18 de julio de 2016. El Consejo Social de la ULPGC ha presentado el informe encargado a un equipo de expertos de la ULPGC, dirigidos por el catedrático de la ULPGC, Gonzalo Marrero, y por el profesor José Juan Castro, denominado ‘Estudio sobre el impacto de las Normas de Progreso y Permanencia en los estudios de grado de la ULPGC’.
 
Este informe revela que la aplicación de las Normas de Progreso y Permanencia en el curso 2015-2016 ha tenido efectos positivos en el rendimiento docente. Esta ‘radiografía’ de la situación docente en la ULPGC, tras la aplicación de las Normas de Progreso y Permanencia, además de reflejar un impacto positivo de las mismas, recomienda actuar en diversos frentes para mejorar, aún más, el rendimiento en todos los centros. En este sentido coincide con acciones que ya viene desarrollando el Consejo Social, como es el envío de informes a los decanos que destacan las asignaturas con un mayor índice de fracaso para que adopten las medidas necesarias. 
 
Este estudio complementa el balance ya realizado por el Consejo Social, “que demuestra que el impacto sobre el alumnado, en los aspectos de desvinculación de un año por incumplimiento de los niveles de progreso y la desvinculación total por haber llegado a la séptima convocatoria, es mucho menor a los que temían algunos miembros de la comunidad universitaria”, ha señalado el Presidente del Consejo Social, Ángel Tristán.
 
“Este estudio que presentamos a iniciativa del Consejo Social de la ULPGC”, han resaltado los autores, “pretende analizar el impacto de las Normas en la calidad de nuestra universidad, lo que permitirá mejorar la eficiencia de la ULPGC y afrontar con mayores garantías de éxito los procesos de acreditación institucional que se prevé realizar en el futuro inmediato a nivel autonómico, estatal y europeo”.
 
“Aunque la implantación de las normas”, se dice en el documento expuesto ante el pleno del Consejo Social por los profesores Marrero y Castro, “ha supuesto una importante mejora en la tasa de rendimiento en el conjunto de la ULPGC, no puede afirmarse que sea este el único instrumento para la mejora del rendimiento académico”. Las propuestas que hacen los expertos a partir de los resultados del estudio reflejan que “en muchas titulaciones el rendimiento no depende solo del esfuerzo del estudiante, sino que este debe acompañarse de planes de mejora y compromiso con la calidad por parte de los centros con peores tasas de rendimiento”. Y añaden los autores: “Dicho de otra manera, las normas han logrado que los estudiantes ofrezcan mucho más de sí, pero las diferencias encontradas en las tasas de rendimiento de los diferentes grados de la ULPGC, que entre algunos grados superan los 40 puntos, indican que esta magnitud no puede ser explicada solamente por la falta de esfuerzo de los estudiantes”.
 
En base a estas consideraciones, los autores del estudio, que ha sido facilitado a los miembros del Consejo y que consta de 68 páginas con abundancia de gráficos, y que se colgará en la web del Consejo Social, indican que “por esta razón hay que extremar las cautelas y evitar que la aplicación de las normas de progreso y permanencia ‘castigue’ al estudiante por factores ajenos a su esfuerzo y dedicación”. Algunas de las recomendaciones del informe coinciden con medidas que ya ha puesto en marcha el Consejo Social de la ULPGC, y que incluyen una carta del presidente enviada a todos los decanos. En este sentido, el informe sugiere que “los grados con tasas de rendimiento inferiores al conjunto de la ULPGC (en torno al 60%) deben poner en marcha, a la mayor brevedad, procesos de reflexión y análisis para localizar aquellas materias que están lastrando estas tasas de rendimiento y acometer y dinamizar las mejoras oportunas y necesarias”.
 
Otra de las recomendaciones del informe señala que, tras disponer de datos reales de la tasa de rendimiento por grado en la ULPGC, “quizás ha llegado el momento de fijar estos porcentajes (los de los objetivos de las Normas de Progreso y Permanencia), no en función del tipo de enseñanza sino de los grados”. 
 
Entre otros datos de interés que ofrece este estudio encargado por el Consejo Social, figura que en el conjunto de la ULPGC se muestra un ligero incremento de la tasa de rendimiento (superior a cuatro puntos) tras la aplicación de las Normas de Progreso y Permanencia. Por otra parte la implantación de estas normas “no parece, en general, haber incrementado la tasa de abandono”. La unión de ambos datos “descarta que la mejora del rendimiento sea debida al incremento del abandono, lo que permite establecer, a falta de más datos, que esta mejora esté provocada por la implantación de las normas en el conjunto de la universidad”.
 
El presidente del Consejo Social ha explicado que este órgano actúa en varios frentes a la vez, y que mientras se desarrollan las Normas de Progreso y Permanencia, de aplicación obligatoria por mandato de la Ley Orgánica de Universidades y la Ley de Consejos Sociales de Canarias, se han ido modulando, y a partir de ahora se seguirán adaptando a las circunstancias que refleja este informe y los datos obtenidos. Paralelamente, ha señalado Tristán, se han ido adoptando diversas medidas para que el análisis de las tasas de éxito, o de fracaso, sean analizadas “asignatura por asignatura, grado por grado, máster por máster” para obtener conclusiones “desde el rigor y el compromiso con la eficiencia y la calidad de una universidad pública que debe administrar los fondos públicos, que emanan de los impuestos, con la mayor eficiencia y valor añadido”. El presidente ha afirmado que “las recomendaciones que hacemos a la vista de este estudio van tanto a los señores estudiantes, para que pongan su mayor esfuerzo en su trabajo, que es el estudio; a los señores profesores; y a los decanos, para que hagan una revisión y un análisis constante de la actividad”.
 
El Consejo Social de la ULPGC prevé que un aumento en el rendimiento académico en la Universidad se traducirá en un mejor posicionamiento de esta institución en los rankings mundiales que miden la calidad de su docencia e investigación. Por este motivo, el Consejo Social valora que se contemplen “acciones docentes en todos los centros y facultades de la ULPGC que mejoren este índice de rendimiento académico obtenido”.
 
Micro mecenazgo y Sociedad de Debate en la ULPGC
 
Por otro lado, el presidente del Consejo Social ha informado al pleno de que la reciente aprobación del ‘Programa de Amigos y Benefactores de la ULPGC’, iniciativa liderada por el propio Consejo que permitirá la captación de fondos de micro mecenazgo en la Universidad, está siendo un éxito, ya que se han confirmado una veintena de pequeñas empresas, instituciones locales y profesionales interesados en participar en este Programa. Tristán ha anunciado que próximamente se procederá a firmar los primeros convenios.
 
El Pleno también ha aprobado la constitución de la Sociedad de Debate de la ULPGC, una nueva iniciativa liderada por el Consejo Social para formar en competencias comunicativas a los estudiantes de la ULPGC a lo largo del año académico, y nacida como consecuencia de la reivindicación de los estudiantes que desde hace nueve años participan en las Ligas de Debate de la ULPGC, un proyecto igualmente auspiciado por el Consejo. “De este modo, somos la primera universidad pública española en contar con una Sociedad de Debate que contará con un plan de actividades durante todo el año que permitirá al estudiante acercarse al arte de la oratoria, mientras se encuentran inmersos en su formación académica”, ha destacado Ángel Tristán.
 
 
Para más información:
Teléfono: 647.15.54.27