Universidad y Formación en la cumbre de CEOE

  • Mar, 23/06/2020 - 17:25

La Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS) considera que “la falta de reformas estructurales, imprescindibles para poder hacer frente a los retos del mundo global, competitivo y tecnológicamente disruptivo del siglo XXI, -especialmente en los ámbitos de su gobierno, gestión y rendición de cuentas-, y su déficit crónico de financiación, están lastrando la excelencia de nuestras universidades públicas”. Para la CCS -que aglutina a los Consejos Sociales de las universidades públicas y a los consejos y patronatos de las universidades privadas- en España, la sociedad y su sector productivo “han pecado de omisión y falta de compromiso con la gobernanza, la modernización y la excelencia de su Educación Superior”. Así lo ha afirmado el presidente de la Conferencia, Antonio Abril Abadín, durante su intervención en la cumbre empresarial que organiza CEOE. 

El presidente de la Conferencia ha insistido en que “el talento de nuestras personas es el verdadero motor de nuestro desarrollo económico; la Universidad mediante su formación y la Empresa a través de su organización, tienen objetivos concurrentes y su colaboración es imprescindible para conseguir la competitividad de la economía que es la clave de nuestro bienestar social”. En este entorno, Antonio Abril Abadín ha recordado que “el actual desajuste entre la oferta de titulaciones universitarias y la demanda de perfiles profesionales por un sector productivo que, además, crea pocos puestos de trabajo de alta cualificación, genera un paro y un infraempleo de egresados universitarios inaceptable”. 

Para superar este entorno de carencias, la Conferencia de Consejos Sociales define en su plan estratégico cinco objetivos básicos: (I) sensibilizar a la sociedad española sobre la trascendencia de la educación en general y de la Universidad en particular; (II) impulsar la reforma estructural del modelo de gobernanza universitaria; (III) incrementar la financiación pública y privada de las universidades; (IV) intensificar la tercera misión universitaria -la transferencia de los resultados del conocimiento y de la investigación a la sociedad- y (V) mejorar la internacionalización de la institución. La mayor excelencia de nuestras universidades y la cooperación público-privada mediante la creación de vínculos recíprocos entre educación y empresa, son requisitos necesarios para la mejora de la empleabilidad de nuestros egresados.

Desde la Conferencia se sigue pidiendo que esta legislatura dé respuesta a la petición presentada en el Congreso de los Diputados el 26 de septiembre de 2018 por CRUE, Conferencia de Consejos Sociales, Cámara de Comercio de España, organizaciones empresariales y sindicales y representantes de estudiantes para abrir un proceso conducente a la elaboración y aprobación de una nueva ley de universidades que cuente con amplio consenso parlamentario y participación activa de todos los agentes implicados.Sobre Educación también han hablado el presidente de la Fundación Princesa de Girona y de la Fundación Bertelsmann, Francisco Belil, y el presidente de la Comisión de Educación y Formación de CEOE, José Antonio Sarría. El primero ha reclamado un acuerdo político y social en Educación basado en criterios internacionales bajo un marco moderno y efectivo en todo el Estado sin enfoque ideológico ni diferencias territoriales. También ha pedido “que la docencia sea una profesión deseada y con prestigio donde vayan los mejores a trabajar”. Ha solicitado además acercar el entorno educativo al empresarial pidiendo a los empresarios que se conviertan en orientadores y formadores. Ha pedido finalmente una especial atención a la orientación profesional y a la Formación Profesional dual como herramientas para ayudar a los jóvenes a entrar en el mercado laboral. Todo ello porque, según Belil, “el sector más importante de todos para nuestro país es sin duda la Educación y tenemos que cuidar de su calidad”.

Sarría, por su parte, ha abogado por un mayor protagonismo de las empresas en este ámbito para mejorar la empleabilidad. Sarría ha afirmado que “educación y formación están llamadas a ser un catalizador crítico en la salida de la crisis”, y ha recordado que en estos momentos se está debatiendo una nueva “Ley de Educación en el Parlamento”, lo que ve como “una oportunidad para alcanzar el consenso”. Educación y formación deben ser, en su opinión, “una apuesta estratégica de nuestro país porque es el medio mejor para lograr más empleo, mejor empleo, crecimiento económico y cohesión social”.

En este enlace puede ver la intervención completa de Antonio Abril Abadín. Aquí puede leer su transcripción.