La Ley Orgánica del Sistema Universitario, protagonista de la Asamblea General de la CCS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La Asamblea General de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS) celebró el 30 de junio su reunión para aprobar las cuentas del ejercicio 2020. Durante el encuentro se abordó el cuestionario remitido por el Ministerio para recabar opinión sobre la futura Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU). El presidente de la Conferencia, Antonio Abril Abadín, destacó que, en la actualidad, está abierta la fase de consulta pública previa sobre la decisión de elaborar un anteproyecto de nueva Ley. El Gobierno ha trasladado que aprobará dicho anteproyecto en un Consejo de Ministros que se celebrará en el tercer trimestre con el fin de comenzar su tramitación parlamentaria y aprobarla en el más breve plazo posible.   

Tal y como recordó el presidente, la CCS ha mantenido desde enero varias reuniones con el Ministerio de Universidades, dando respuesta al referido cuestionario y remitiendo, a petición ministerial, un documento con las consideraciones de la CCS sobre los diversos temas que plantea, fundamentalmente gobernanza y rendición de cuentas, financiación y estatuto del personal docente e investigador. “Tenemos el talento y las personas, nos falta el sistema y ese es el gran reto que tiene que abordar y solucionar la nueva Ley”, afirmó Antonio Abril Abadín. 

Con el fin de reforzar estos mensajes y poner en valor la trascendencia de la Educación Superior se ha planificado una intensa actividad institucional y operativa tanto externa como interna para incrementar todos los espacios de diálogo y de influencia posibles y lograr que esa reforma siga los modelos de éxito que existen en los países de Europa más avanzados y no suponga un retroceso para el país.  

En esa dirección, desde el pasado mes de abril el Comité Ejecutivo está desarrollando una agenda de encuentros que incluye partidos políticos y  representantes institucionales del Ministerio de Universidades, OCDE, Cámara de Comercio, CEOE, Fundación CYD, CEPYME, etc. Entre ellas, el presidente de la Conferencia destacó la importancia de un proyecto que desarrolla la OCDE con la Comisión Europea titulado “Hoja de ruta para mejorar la cooperación entre universidades, investigación y empresa en España” en el que está colaborando la CCS.  

La nueva LOSU se enmarca en el proceso de modificaciones normativas que impulsa el Ministerio de Universidades y que, además de la citada Ley, ha incluido trámites de audienca e información pública sobre las siguientes disposiciones: 

  • El Proyecto de Real Decreto de creación, reconocimiento y autorización de universidades y centros universitarios, y acreditación institucional de centros universitarios. 
  • El Proyecto de Real Decreto por el que se establece la organización de las enseñanzas universitarias y del procedimiento de aseguramiento de su calidad 
  • El Proyecto de Real Decreto por el que se deroga el Decreto de 8 de septiembre de 1954 por el que se aprueba el Reglamento de disciplina académica de los Centros oficiales de Enseñanza Superior y de Enseñanza Técnica, dependientes del Ministerio de Educación Nacional 
  • El Anteproyecto de Ley de Convivencia Universitaria. 
  • Consulta pública previa sobre el proyecto de Real Decreto por el que se establecen las condiciones y los procedimientos de homologación, de equivalencias y de convalidación de enseñanzas universitarias de sistemas educativos extranjeros. 

En el marco de estas reformas legislativas en marcha, a comienzos de abril la Fundación CYD organizó un “Coloquio sobre el Real Decreto de creación, reconocimiento y autorización de las universidades”, que fue objeto de análisis por la Comisión Académica y el Comité Ejecutivo de la CCS, tal y como ya informó la Secretaría General. Se envió al Ministerio un documento con aportaciones, que parten de una visión positiva por la unificación de la normativa planteada y por la importancia de precisar qué se entiende por universidad y cuáles deben ser sus requisitos mínimos de calidad.  

Además, representantes de la Conferencia han participado en las dos reuniones que ha mantenido en lo que llevamos de año el Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento. Además, el presidente informó sobre su participación en el acto de presentación del Pacto por la Ciencia y la Innovación que impulsó el ministro Pedro Duque. Dicho pacto ha sido suscrito por más de 60 agentes sociales, colectivos investigadores y sociedades científicas e instituciones del ámbito de la Educación Superior, entre ellos, la propia Conferencia. También en mayo, el propio ministro expuso a representantes de la CCS el borrador de modificación de la vigente ley de Ciencia e Innovación.  

También se han mantenido sendas reuniones con la nueva directora de ANECA, Mercedes Siles. La Agencia ha propuesto a la CCS colaborar en la creación de un modelo de evaluación que dará lugar a un nuevo sello de excelencia universitaria en inclusión y a otro sello sobre empleabilidad y emprendimiento.  

Además, se ha confirmado la reincorporación de la CCS a las reuniones del Consejo de Universidades y se ha contactado con representantes de la EUA (Asociación Europea de Universidades) con el fin de lograr vías para la aproximación de la Conferencia a dicha asociación. 

 En las reuniones con el ministro de Universidades, Manuel Castells también informó sobre la creación de un nuevo programa de ayudas dotado con 387 millones de euros para el período 2021-2023, con tres vertientes: la atracción del talento; la movilidad internacional dentro del sistema universitario; y el fomento de la recualificación del profesorado y los investigadores. Además, expuso la apertura de un programa para la modernización del Sistema Universitario Español dirigido a su digitalización, para lo cual se destinarán 142,85 millones de euros en tres años procedentes de fondos europeos.  

En su informe a la Asamblea, Antonio Abril Abadín también repasó el resto de la actividad de la Conferencia durante lo que llevamos de año para continuar trabajando en los seis objetivos marcados desde el Comité Ejecutivo –sensibilizar a la sociedad sobre la transcendencia de la educación y de las universidades en particular; impulsar la reforma estructural del actual modelo de gobierno de la universidad; trabajar por un incremento de la financiación pública y privada de las universidades; fortalecer la tercera misión universitaria; contribuir a la internacionalización de nuestras universidades; y potenciar la empleabilidad de los egresados universitarios-. Fruto de ello se han mantenido contactos y colaboraciones con diferentes organizaciones como CEOE, Cámara de Comercio de España, FIASEP, REDFUE, Federación Alumni España, CREUP, Fundación ONCE, etc.  

Entre dichas colaboraciones destacan las impulsadas en el marco del convenio suscrito con la Fundación ONCE, fruto del cual se lanzó, junto a la Fundación CEOE, el Programa RADIA, cuya primera edición acaba de concluir. En ella han participado 50 alumnas que han recibido formación diversa y han podido realizar prácticas en alguna de las 18 empresas colaboradoras. El objetivo del Programa es ofrecer formación específica en tecnología digital y emplear a mujeres universitarias con discapacidad en entornos de trabajo digital con una metodología innovadora. Acaba de cerrarse la convocatoria para participar en la segunda edición.  

Por otra parte, el presidente participó en la presentación del Informe CYD celebrada el pasado mes de abril y en las reuniones de la Comisión Universidad-Empresa de la Cámara de Comercio de España, en las que se han dado a conocer los objetivos del proyecto denominado “Internacionalización de la universidad española: situación y propuestas”, que pretende estar concluido en torno el próximo mes de octubre. La intención es la de profundizar en el conocimiento de la internacionalización de la universidad española, diseñando recomendaciones y propuestas concretas que ayuden a mejorar e impulsar la dimensión exterior del sistema universitario español.  

También se ha mantenido una primera reunión con representantes de Barcelona Global para iniciar una línea de colaboración vinculada a los fines de la CCS y de esa asociación. Además, se ha participado tanto en el jurado como en el acto de entrega de los Premios Universidades Excelentes organizados por el periodico El Mundo, que tiene como objetivo reconocer las mejores prácticas académicas en Educación Superior.  

Desde la última Asamblea ha concluido la elaboración de un dosier de acogida a nuevos presidentes que fue enviado el pasado mes de enero a todos los miembros de la CCSEl propósito de este dosier es facilitar el conocimiento de la Conferencia y de la labor que se viene desarrollando desde 2005 a las personas que asumen por primera vez su responsabilidad como presidentes de Consejos Sociales o secretarios o en posiciones equivalentes en universidades privadas.  

En cuanto a la actividad interna, en el marco de las reuniones celebradas por las diferentes comisiones de la CCS se presentó el borrador de una “Guía para orientar la elaboración de Planes de Auditoría Interna en las universidades públicas españolas” que próximamente será incluida dentro de la colección “CCS Básicos” que edita la Conferencia. También se ha desarrollado la primera de las acciones que se organiza con la Fundación para la Formación e  Investigación en Auditoria del Sector Público (FIASEP): el curso sobre “Nociones Básicas de Contabilidad y Auditoría Pública”. Está previsto el desarrollo de un trabajo para la elaboración de unas Guías de Auditoría, así como la puesta en marcha de un curso sobre implantación de la contabilidad analítica en las universidades. 

Además, también se han dado pasos para establecer una sede de la CCS en Madrid y para la contratación de una persona que represente los intereses de la Conferencia. Por último, se ha confirmado que 41 universidades han respondido a la petición de información sobre cada uno de los consejos sociales en materia de recursos humanos, económicos y de sus estructuras, entre otras cuestiones. Próximamente se enviarán las principales conclusiones del trabajo.   

La Asamblea concluyó con la aprobación por unanimidad de la liquidación presupuestaria del ejercicio 2020. Cierra con un superávit de algo más de 125.000 euros y cuentan con un informe de auditoría favorable.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin